A partir de $20.000 Envíos gratis para Cali ---
Celular : (+57 ) 317 656 3980

A partir de $20.000 Envíos gratis para Cali ---Celular : (+57 ) 317 656 3980

Horario de atención: Lunes - Viernes 8:00 a.m. - 5:30 p.m.

¿Qué debo hacer si mi perro se está ahogando?

Primeros auxilios- Tienda veterinariaSi tienes un perro en casa, debes estar muy bien informado sobre todos sus cuidados para brindarle un adecuado bienestar. Dentro de las cosas que debes saber se encuentra: que hacer en caso que se presente alguna emergencia con tu mascota. Es muy importante tener claro que hacer en éste tipo de casos. Es por esto que en este artículo te hablaremos sobre cómo actuar si tu perro presenta ahogamiento. A continuación, podrás encontrar valiosa información que te ayudará a actuar de una manera rápida y precisa.

¿Por qué se puede ahogar mi perro?

El ahogamiento se produce por una falta de oxígeno o hipoxia. Este puede ser causado por la presencia de un cuerpo extraño, inhalación de tóxicos, herida abierta en el tórax, asfixia por estar en un lugar cerrado o por caer al agua. Existen diferentes ejemplos de cada uno de estos tipos de ahogamiento, como lo son: en casos de incendios, cuando los perros quedan encerrados en un carro y tienen los vidrios arriba, cuando caen a ríos o piscinas donde se les dificulta salir y cuando ingieren algún objeto pequeño que se les queda atorado en la garganta e impide el paso del aire.

¿Cómo identificar que mi perro se está ahogando por la presencia un objeto extraño?

Cuando un perro tiene un objeto extraño atorado en su garganta mostrará diferentes comportamientos que te lo indicarán, dentro de esos se pueden encontrar:

-Tos fuerte

-El perro se encontrará muy inquieto y ansioso

perro acostado- Tienda veterinaria

-Salivación excesiva

-Cabeza y cuello estirados

-Movimientos exagerados del pecho

-Agitación

-Encías color azulado

-Colapso y pérdida del conocimiento

Debes diferenciar que no se trate de alguna otra enfermedad, cómo lo es la laringotraqueitis canina (tos de las perreras) o alguna patología cardiaca; donde el perro también puede presentar tos. La gran diferencia entre un ahogamiento y estas patologías es que en estas el perro tiende a estar decaído y con otros signos clínicos durante varios días. Un gran diferencial de un ahogamiento es que vas a notar que tu perro de un momento a otro presenta la sintomatología anteriormente descrita; es decir tu perro se encuentra sano, activo y de repente hay algo que le impide respirar correctamente. Ahí debes sospechar de un cuerpo extraño y actuar de inmediato.

 ¿Qué hacer en ese momento?

revisión boca- Tienda veterinariaMuchas veces en estas situaciones debes ayudar mucho a tu perrito mientras logras llegar a la clínica veterinaria más cercana. Debes actuar muy rápido, pero siempre conservar la calma, así logras pensar mejor y ayudarás a transmitirle tranquilidad a tu mascota. La manera de actuar será diferente según el caso al cual nos veamos enfrentados:

  • Presencia de un cuerpo extraño: Lo primero que debes hacer es revisar la boca de tu perro. Ábrele el hocico y mira su garganta, una linterna será de gran ayuda. Debes buscar cualquier cosa que le pueda causar alguna obstrucción, como un juguete pequeño, hueso o palo. Si puedes ver algún objeto que no sea puntiagudo intenta retirarlo, debes tener mucho cuidado de no empujarlo más. Si ves que el objeto es puntiagudo y que podrías lesionarlo más al sacarlo, llévalo de inmediato al médico veterinario. Si el objeto no es puntiagudo y no lo puedes retirar manualmente, puedes intentar éstas diferentes técnicas: Si es un perro pequeño, alza al perro de manera vertical, que la cabeza le quede hacia abajo. Si es un perro grande puedes levantarle sus dos patas traseras a la vez, para ayudar a que el objeto salga por gravedad. Otra forma de ayudar a tu perro a expulsar un objeto extraño es dándole golpecitos sobre el dorso entre las escápulas; mide tu fuerza en perros pequeños para evitar fracturas. Si ninguna de las opciones anteriores te funcionó puedes intentar realizando la maniobra de Heimlich. Ésta consiste en pasar tus brazos por alrededor de la cintura de tu perro, justo detrás de las costillas y dejándole la cabeza hacia abajo para facilitar la salida del objeto extraño. Debes hacer presión hacia adentro y hacia arriba hasta unas 5 veces, para que expulse el objeto. Ten cuidado con tu fuerza, pues lo puede llegar a lesionar. Al expulsar el objeto, cerciórate que tu perro respira con normalidad, si no debes realizar una respiración de rescate o artificial. Siempre lleva a tu perro al médico veterinario después de un episodio de estos a pesar que haya expulsado el objeto, pues es mejor que sea valorado y descarte cualquier tipo de lesión secundaria.
  • Herida abierta en el tórax: Para este tipo de herida traumática, debes conservar mucho la calma y mantener presionada la herida para mantenerla cerrada hasta llegar al médico veterinario.
  • Asfixia por ingesta exagerada de agua: Sacar al perro del lugar donde se encuentre atrapado (piscina, rio, entre otros), luego situarlo sobre su lado derecho y colocar su cabeza más baja que su cuerpo, para lograr que elimine la más grande cantidad de agua posible. Enseguida debes brindarle respiración de rescate: boca-nariz. Primero debes abrir la boca del perro y tirar de la lengua suavemente (así abres la vía respiratoria), ciérrale la boca de nuevo. Coloca tu boca sobre la nariz del perro y sopla, debes notar que su pecho se expande. En perros medianos y grandes debes pasar una mano sosteniendo cerrada su boca para que el aire no se escape. Debes hacer una respiración cada 2 a 3 segundos. Continúa haciendo esto hasta que el perro recupere la respiración y/o logres llegar a la clínica veterinaria.
  • Asfixia por un lugar cerrado o inhalación de tóxicos: Lo primero que debes revisar es si tu perro se encuentra respirando, ábrele la boca y tira suavemente de su lengua. También debes verificar si tiene pulso, para esto vas a ubicar la arteria femoral en la parte interna de las patas traseras (cerca al abdomen), si no respira, ni tiene pulso tendrás que realizar una reanimación cardiopulmonar (RCP). Si únicamente se ve afectada la respiración realiza la respiración de rescate. Para realizar la RCP debes situar al perro sobre el lado derecho de su cuerpo. Si es un perro pequeño debes colocar una mano tuya a cada lado del tórax detrás del codo del perro, si es un perro grande coloca una mano en el tórax inmediatamente detrás del codo y coloca otra mano sobre esa. Las compresiones deben ser 80 a 100 por minuto. Por cada 5 compresiones, debes realizar la respiración de rescate. Realiza el procedimiento hasta que el perro recupere el pulso y la respiración. Debes estar seguro que el perro necesita la RCP, ya que si no puedes causarle otros daños.

Es muy importante la ayuda que le puedes brindar a tu perro de inmediato, pero nunca olvides llevarlo al médico veterinario, así ya esté respirando, tenga su pulso normal y/o haya expulsado el objeto extraño. Tu perro necesita ser revisado y que se le realice un chequeo completo para determinar que no tenga una lesión secundaria al episodio que vivió y que te recomiende algún tipo de medicación si es necesario.

Te puede interesar leer: ¿Cómo sé si mi perro tiene calor?

Deja un comentario