A partir de $20.000 Envíos gratis para Cali ---
Celular : (+57 ) 317 656 3980

A partir de $20.000 Envíos gratis para Cali ---Celular : (+57 ) 317 656 3980

Horario de atención: Lunes - Viernes 8:00 a.m. - 5:30 p.m.

Parásitos externos comunes en perros y gatos

Existen diferentes parásitos externos que pueden afectar a los perros y gatos, cómo lo son: las pulgas, garrapatas, ácaros, piojos, entre otros. Estos parásitos pueden causar desde molestias leves cómo picazón y enrojecimiento de la piel hasta transmitir enfermedades graves. Es por esta razón que, al detectar que tu perro o gato tiene algún parásito, debes actuar inmediatamente y acudir al médico veterinario para que te guíe en el tratamiento.

 

Pulgas

Las pulgas son pequeños insectos sin alas y muy ágiles que en su etapa adulta se alimentan de la sangre de los mamíferos. Una hembra adulta puede colocar en promedio 20 huevos por día, y estos suelen caer en zonas cerca de donde permanecen los perros y gatos, cómo: alfombras, camas, suelo, entre otros. La mayoría de pulgas adultas viven entre 1 y 3 semanas, sin embargo pueden llegar a vivir meses si tienen cómo alimentarse adecuadamente.

Éstas pueden generar picazón, dermatitis alérgica, transmitir otros parásitos y hasta generar anemias en infestaciones severas. Otro aspecto que debemos tener en cuenta es que las pulgas también nos pueden picar a nosotros, por esto debemos actuar lo antes posible.

Detectar las pulgas, a veces, es difícil por su agilidad, pero lo que si podemos ver fácilmente es el excremento, pues vas a evidenciar pequeñas bolitas negras en la piel de tu perro o gato que, al entrar en contacto con agua, el excremento se vuelve de un color rojizo. Generalmente, las pulgas se ubican entre las axilas, entrepierna, cuello y genitales. Además vas a ver a tu perro que se rasca con frecuencia.

 

 

 

Garrapatas

Las garrapatas son parásitos más grandes lo cual facilita su detección. Éstas se pueden encontrar en toda la superficie corporal de los perros, pero suelen tener predilección por las zonas donde la piel es más delgada, cómo la zona interdigital, la cara, orejas, axilas, entrepierna y zona genital.

Las garrapatas se alimentan de la sangre y se incrustan en la piel de los animales a través de sus piezas bucales, es por esta razón que no se deben retirar las garrapatas con la mano, pues pueden quedar estas piezas incrustadas en la piel del animal y causar infecciones en el área.

Estos parásitos pueden causar varias enfermedades graves e incluso anemia y shock en grandes infestaciones. Cuando detectes garrapatas en tu mascota, acude a tu médico veterinario para que te ayude a retirarlas correctamente y para que recete el tratamiento adecuado.

  

Ácaros

Los ácaros son parásitos que no vemos a simple vista, pero si generan afecciones en la piel evidentes en animales: irritación, pérdida de pelo y lesiones costrosas. Estos parásitos causan enfermedades cómo la sarna, la cual debe tratarse a tiempo pues puede llevar a infecciones secundarias con bacterias y se pude ver afectada hasta la vida del animal. Con los ácaros se debe tener mucho cuidado, pues uno de ellos también afecta al ser humano.

  

Piojos

Los piojos son insectos sin alas que producen daños en la piel de los animales, incluso pueden causar anemia y transmitir otros parásitos. Durante su vida una hembra adulta puede colocar entre 30 a 40 huevos.

 

Cómo puedes ver, los parásitos externos pueden llevar a comprometer la vida de tu mascota, por lo que es mejor actuar rápidamente y consultar con un médico veterinario para tratar el problema de inmediato. En el mercado existen diferentes opciones para prevenir estos parásitos, ya sea por medio de pipetas, tabletas masticables, collares o baños medicados, consulta siempre con un experto para que te aconseje cual es el indicado para tu mascota.

Deja un comentario