A partir de $20.000 Envíos gratis para Cali ---
Celular : (+57 ) 317 656 3980

A partir de $20.000 Envíos gratis para Cali ---Celular : (+57 ) 317 656 3980

Horario de atención: Lunes - Viernes 8:00 a.m. - 5:30 p.m.

¿Cómo afectan los parásitos intestinales a mi gato?

Gato adulto- Tienda veterinaria

Existen diferentes tipos de parásitos que pueden afectar a los gatos los cuales viven y se replican en el intestino de tu mascota. Estos parásitos tienen diferente aspecto, unos son redondos, otros planos e incluso algunos no pueden verse a simple vista por ser microscópicos. Sin embargo, todos pueden causar problemas de salud en tu mascota, por esto es de vital importancia prevenirlos. En el siguiente artículo encontrarás los parásitos en gatos más comunes y como prevenir que afecten a tu gato.

Tipos de parásitos intestinales que pueden afectar a los gatos

Los parásitos intestinales más comunes que pueden afectar a los gatos son: gusanos redondos, gusanos planos y los protozoarios.

Gusanos redondos

Gatos cachorros- Tienda veterinariaLos nemátodos o gusanos redondos más comunes son el Toxocara cati y el Toxocara leonina. Cuando un gato entra en contacto con heces de otro gato parasitado, puede adquirir el parásito. Otra forma de contagio es cuando el gato ingiere pequeños roedores, que previamente hayan ingerido heces de gato con huevos del parásito. Los gatitos cachorros pueden verse afectados si su madre tiene el parásito ya que se puede transmitir a través de la leche materna.

Las larvas del Toxocara cati son migratorias, llegan al hígado y al pulmón vía sanguínea. Posteriormente, producen tos con flemas lo cual expulsa al parásito hacia la boca del gato y, por el reflejo de deglución, pasa de nuevo al intestino y desarrolla la forma adulta. Una vez en el intestino se fija y toma los nutrientes que ingiera el gato.

La sintomatología más común de los gatos con este tipo de parásito es: poca ganancia de peso, pérdida y resequedad del pelo, diarreas, vómitos, abdomen distendido y también se puede evidenciar signos respiratorios como tos.

Otro tipo de gusano redondo es el Ancylostoma sp. el cual tiene unos ganchos en su aparato bucal con los cuales se adhiere al intestino del gato y succionan su sangre. En infestaciones grandes puede producir hemorragias. La forma de contagio en gatitos es a través de la leche materna de una madre parasitada, a través de la placenta e incluso las larvas pueden penetrar la piel, cuando el gato pisa superficies con el parásito.

Los síntomas de este tipo de parásitos es anemia, diarreas con sangre, debilidad y en casos muy severos incluso la muerte.

Gusanos planos

Gato rascándose- Tienda veterinariaEntre los céstodos o gusanos planos más comunes se encuentra el Dypillidium caninum. La principal forma de contagio en gatos es a través de la ingestión de pulgas. Cuando el gato tiene pulgas, al rascarse o acicalarse puede ingerirlas. Otra forma de contraerlo es cuando el gato consume roedores que tienen el parásito.

Generalmente este tipo de parásito no genera diversos síntomas en los gatos, pero si se puede evidenciar un excesivo lamido en la región anal. Es por esto que es vital evitar las pulgas en tu gato, pues aparte de la picazón que generan puede ser la fuente de transmisión de parásitos.

Protozoarios

Entre los parásitos microscópicos más comunes se encuentra la Giardia y la Coccidia. El contagio de este tipo de parásitos suele producirse por la ingesta de agua o alimentos contaminados. Las Giardiasis pueden pasar desapercibidas ya que generan diarreas intermitentes con presencia o no de moco. Las coccidias pueden afectar más que todo a los gatos jóvenes generando diarreas, distensión del abdomen y retrasos en el crecimiento.

Toxoplasma

Gato en exteriores- Tienda veterinariaOtro protozoario que es muy conocido es el Toxoplasma gondii, que genera la conocida toxoplasmosis. El gato contrae el parásito al ingerir carne cruda contaminada, por consumir roedores que tengan el parásito o vía intrauterina a través de la placenta. La sintomatología es muy variada, puede producir: vómitos, diarrea, anorexia, síntomas nerviosos, fiebre, dolor muscular y lesiones oculares. Para evitar que tu gato se contagie, evita que consuma carnes crudas y procura impedir que tu gato acceda a roedores.

Seguramente has escuchado que esta enfermedad es una zoonosis, es decir se puede transmitir al ser humano. Para que esta enfermedad sea transmitida a través del gato, la persona tendría que manipular las heces de un gato que tenga el toxoplasma directamente con las manos y después tener contacto oral. Siempre es recomendable al realizar la limpieza de la caja de arena utilizar una pala para retirar las heces y que la persona utilice guantes para lavar la arenera. Es por esto que con una adecuada limpieza y manipulación de la caja de arena no pasará nada. Debes conocer que los humanos también podemos adquirir la toxoplasmosis por ingerir carnes crudas y vegetales contaminados.

Prevención

La prevención de parásitos intestinales en gatos es muy importante. Se debe empezar desde que es un cachorro y continuar durante toda su vida.

-Desde muy temprana edad se deben empezar las desparasitaciones. Un cachorro para ser vacunado ya debe estar desparasitado. La desparasitación debe empezar a los 15 días de nacido y debe reforzarse cada 15 días hasta que el cachorro cumpla los 2 meses de edad. De ahí en adelante se debe administrar el desparasitante 1 vez cada mes hasta que cumpla los 6 meses de edad. Luego se debe desparasitar igual a un gato adulto.

Gatos adultos: Generalmente, se recomienda desparasitar a los gatos cada 3 meses.

Gato ojos azules- Tienda veterinaria

Si detectas que tu gato tiene alguno de los síntomas descritos, debes acudir al médico veterinario para que este determine si la causa es parasitaria y que pueda instaurar el tratamiento adecuado. Es muy importante prevenir que tu gato adquiera cualquier tipo de parásito, es por esto que debes cumplir con su plan de desparasitación interna y externa. También debes evitar que tu gato consuma carnes crudas y a colocar mucha atención a su instinto de caza, pues muchos roedores pueden ser portadores de parásitos.

Te puede interesar leer: Parásitos externos comunes en perros y gatos.

 

 

 

Deja un comentario